Menorca | Sucesos

El ladrón de coches delinquía para subsistir y dice que no usó la violencia

|

El presunto ladrón, reducido por la Policía antes de esposarle

11-05-2017

Hurtaba los coches para desplazarse de un lado a otro en la Isla y para dormir en ellos, al tiempo que utilizaba un grifo del cementerio de Alaior para asearse durante las mañanas. Delinquía, en suma, para subsistir, declaró ayer el hombre francés, de 42 años de edad, detenido el martes por la mañana en Alaior bajo la acusación de robo con intimidación a la vigilante de Talatí, y responsable de la sustracción de cuatro vehículos en las últimas dos semanas.

El inculpado mostró un arrepentimiento absoluto mientras justificaba sus actuaciones como método de subsistencia. Ese será el mismo argumento que expondrá hoy junto a su abogado en la declaración ante el juez.

Había llegado a Menorca en barco desde Barcelona, procedente de Francia, a mediados de abril. El propósito de su viaje era estrechar la relación con una mujer por la que se sentía atraído. Para ello quería demostrarle que estaba en disposición de ayudarla, tanto a ella como a su hija, a salir a delante. Explicó que cuando se le acabó el dinero que traía comenzó a buscar trabajo y hurtó los cuatro coches para desplazarse por la Isla y dormir en ellos por la noche.

S.S., con pasado delictivo en España, destacó en la declaración efectuada ayer por la mañana en la Comisaría de Maó durante casi 4 horas, que en ningún momento quiso perjudicar a nadie y nunca utilizó intimidación ni violencia. Por eso desmintió haber esgrimido un arma blanca para amenazar a la vigilante de Talatí, quien manifestó sentirse amenazada con un cuchillo de treinta centímetros.

El acusado señaló que aceptó no llevarse ni el dinero de su cartera particular ni su coche porque la mujer le rogó que no lo hiciera ya que los necesitaba y que en todo caso la mujer hizo una mala interpretación de sus gestos ya que llevaba un instrumento médico de metal en su mochila que pudo confundirla. También explicó, como había informado este diario, que devolvió el bolso de una empleada de OKCars cuando esta le hizo ver que era suyo. Ese mismo día, apenas una hora después, hurtó el camión de bebidas de una empresa próxima porque estaba abierto, tenía las llaves puestas y necesitaba dormir y desplazarse para seguir buscando trabajo.

Salió con magulladuras del accidente que sufrió por un despiste en el Camí d'en Kane al volante del Citroën C2 de la Clínica Juaneda que había robado en Cala en Blanes. Pudo andar hasta el Cementerio de Alaior donde durmió en sus proximidades.

Respecto al robo en el restaurante «El Pescador», de Fornells, en la madrugada del martes dijo que la puerta estaba abierta. Sobre el mostrador estaba la llave del coche una cartera que contenía 8.000 euros, aún cuando el propietario aseguró que eran 24.000. Luego buscó el coche por el pueblo accionando el mando a distancia hasta hallarlo cerca del cementerio y se lo llevó a Alaior.

La Policía Judicial no ha encontrado más pruebas que le relacionen con ningún otro delito. Debido a la investigación, la declaración en Comisaría, en presencia de su abogado, no se hizo hasta ayer miércoles pese a que fue detenido el martes por la mañana.

Relacionado
Lo + visto